Beneficios del ego

Compartir Artículo:

Seguro que has oído hablar del ego muchas veces. Y que has oído hablar de él como algo negativo, algo que no debemos cultivar.

 

Pues bien, déjame decirte que el ego, si no lo entiendes y está descontrolado, puede ser negativo para ti misma y convertirse en un claro enemigo.

 

Ten en cuenta que, cuando el ego se descontrola, puede acabar haciéndote mucho daño.

 

¿Y cómo aprendo a identificar el exceso de ego en mi vida?

 

Puedes reconocer un exceso de ego cuando empiezas a creer que siempre tienes la razón, cuando te ves siempre por encima de los demás y cuando te gana la prepotencia, por ejemplo.

 

También aparece un exceso de ego descontrolado en situaciones menos reconocibles, como cuando buscas la aprobación constante de los demás, cuando te afecta excesivamente lo que los otros dicen de ti o cuando dejas de hacer algo que deseas por miedo.

 

Si te reconoces en estas situaciones, debes entender que el ego está tomando el control de tu vida y que necesitas poner acción para solucionar la situación.

 

La teoría parece fácil, piensas, pero; ¿cómo puedo solucionar todo esto?

 

Poco a poco, bella. Debes ir a tu ritmo y sin prisa.

 

Primero, párate e identifica qué está ocurriendo. Identifica cada una de las situaciones anteriores.
Si las reconoces en tu vida, entonces debes saber que es momento de tomar acción y empezar a escucharte.

 

Para poner solución, primero debes entenderte. Después ya podrás trabajar para sanar esas heridas de infancia que se conectan con tus momentos presentes y te hacen actuar de ese modo.

 

Cuando hayas podido sanar tus heridas, entonces lograrás controlar el ego y lo dejarás actuar solo cuando tú lo decidas.

 

Ese es el secreto y es así como el ego puede ayudarte y servirte beneficio propio.

 

Debes llegar al punto en el que el ego hable menos y tú hables más: el ego debe hablar solo cuando tú quieras que hable.

Mientras tanto, debes ser tú misma la que lleves el control de tu vida.

 

De esta forma, y cuando logres entender y controlar el ego, podrás usarlo en beneficio propio cada vez que lo necesites.

 

¿Y cómo puede ayudarme el ego?, pensarás.

 

Pues bien, el ego, entendido y controlado correctamente, puede servirte de ayuda en muchas situaciones de la vida diaria.

 

Por un lado, puede protegerte de situaciones peligrosas que no te convienen y ayudarte a alejar a personas que no te hacen bien.

 

¿Por qué? Pues porque el ego nos lleva a ponernos como primera opción y a alzarnos en nuestro propio beneficio.

 

De esta forma, podemos poner límites fácilmente en relación con personas y situaciones que sentimos que no son para nosotros.

 

¿Y cómo puede ayudarme el ego?, pensarás.

 

Pues bien, el ego, entendido y controlado correctamente, puede servirte de ayuda en muchas situaciones de la vida diaria.

 

Por un lado, puede protegerte de situaciones peligrosas que no te convienen y ayudarte a alejar a personas que no te hacen bien.

 

¿Por qué? Pues porque el ego nos lleva a ponernos como primera opción y a alzarnos en nuestro propio beneficio.

 

De esta forma, podemos poner límites fácilmente en relación con personas y situaciones que sentimos que no son para nosotros.

 

Digamos que el ego, bien trabajado, nos ayuda a alejarnos del peligro, a poner límites con personas y situaciones y a no quedarnos en lugares que no queremos.

 

El ego nos lleva siempre a mirar en beneficio propio. Y eso, bien trabajado, sí suma.

 

Por eso, bella, si sientes que el ego está dominando tu vida, párate y analiza qué está ocurriendo.

 

El primer paso es identificar estas situaciones y reconocer el problema.

El segundo es tomar acción y empezar a escucharte, despacito y con amor.

El tercero es sanar las heridas que sirven de causa a ese exceso de ego.

 

Cuando lo hagas, lograrás poner el ego a tu propio servicio y empezar a utilizarlo en beneficio propio, como un amigo que te protege y te aleja de lo que no te hace bien.

 

Tú puedes hacerlo, estoy segura.

Compartir Artículo:

Guía de autoestima gratuita: Bella

Cuaderno de introspección con herramientas y ejercicios

Responsable: Raquel Abalos. Finalidad: Enviarte mis contenidos e información sobre mis servicios y cursos. Legitimación: Tu consentimiento. Destinatarios: Los datos que me facilitas estarán ubicados en los servidores de Convertkit (mi proveedor de email marketing). Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir tus datos en info@raquelabaloscoach.com, así como presentar una reclamación ante una autoridad de control. Más información en mi política de privacidad.

Artículos Relacionados

Deja un comentario

EBOOK GRATUITO

Guía de autoestima: Bella

Siéntete bien contigo misma y crea relaciones que te hagan sentir plena.

Responsable: “Raquel Abalos”. Finalidad: Enviarte mis contenidos e información sobre mis servicios y cursos. Legitimación: Tu consentimiento. Destinatarios: Los datos que me facilitas estarán ubicados en los servidores de Convertkit (mi proveedor de email marketing), aprobado por el Comité Europeo de Protección de Datos. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir tus datos en info@raquelabaloscoach.com, así como presentar una reclamación ante una autoridad de control. Más información en mi política de privacidad.